Post Type

Jesús García Ferrer (1984, Alicante), más conocido por su pseudónimo artístico Jesulink, es el autor de 5 elementos y Raruto, dos obras que han conseguido destacar en el mercado nacional, muy poco acostumbrado a consumir obras autóctonas. Acribillado a premios año tras año en los salones de manga más importantes del país por su obra original 5 elementos, que reúne lo mejor del shonen japonés y lo plasma en formato de lectura occidental, y tras haber lanzado el videojuego de lucha Mano-chan Fighters con el motor M.U.G.E.N., inspirado en su obra y de descarga gratuita desde su web, nos acercamos al Expomanga ’13 en Madrid para charlar con él acerca de su experiencia como editor, la evolución de su obra y otros temas que podéis descubrir haciendo un poco más de scroll hacia abajo.

Adriano/Tokio Blues: A los salones del manga cada año acude más gente, podría decirse que el manga se está convirtiendo en una moda en España?

Jesulink: Hombre, el manga ya lleva en España bastante tiempo y en todo caso podríamos decir que los salones del manga se están convirtiendo en una moda, ya que, por lo que estamos viendo aquí, tampoco es que la asistencia tenga una implicación directa con el consumo en sí. Pero sí que es verdad que se puede decir que la tendencia del manga/anime está creciendo en los últimos años.

En plena crisis editorial montas la tuya propia y la acogida es espléndida. ¿Hay esperanza todavía para el papel, últimamente tan cuestionado?

Hombre, algo hay. Aquí en España todavía parece que la mayoría del público lector quiere o tiene una tendencia de consumir el cómic en papel, y en general no se le da demasiada importancia al cómic digital como un producto para pagar por él o para ser consumido, entonces, el que se quiere dedicar a vender libros, a dibujar o a escribir, pues parece que aquí en España la posibilidad más mayoritaria sería la del formato físico, eso no significa que funcione bien, ni que haya cientos de miles de lectores ni nada por el estilo, sólo que es la alternativa que está despuntando más. Dentro de unos años, no lo sé, actualmente creo que el formato papel no sobra, aunque sí es verdad que estamos viviendo una transición, así que habrá que estar muy atento ahora mismo.

Publicas gratuitamente todos los capítulos de tu 5 Elementos en PDF, antes de enviarlos a imprenta para su recopilación en tomo, ¿opinas que internet te está devolviendo lo que le has dado?

Yo, en general, intento visualizar a mis lectores como una masa a la que yo dibujo y ellos me responden con sus opiniones, leyendo y descargando, y luego simplemente intento seguir manteniendo el proyecto a través de estas ventas. Evidentemente el público que consume es mucho menor que el que consume de forma digital gratuitamente, pero por ahora el público que hay sirve para mantener 5 elementos.

jesulinkcincoelementos

¿Qué beneficios obtuviste al eliminar los intermediarios? ¿Crees que son ellos realmente el problema de la distribución clásica y no su formato?

Cuando tú te haces editor, realmente sólo has eliminado una persona de este cuadro que acabas de describir, que es el editor, porque ahora eres tú mismo. Pero tampoco es que sea el editor un intermediario en sí, es una figura totalmente necesaria. Otra cosa es que quieras serlo tú también, pero la figura del editor es tan necesaria como la del autor, alguien tiene que responsabilizarse de que ese libro salga a la luz, salga en formato físico y decida cómo se distribuye. El sistema clásico en el que estamos nos puede parecer mejor o peor, pero es el que el lector está demandando, es decir, si tú quieres comprar un libro sin pagar gastos de envío a un señor que lo está vendiendo en la puerta de tu casa o en tu ciudad, entonces tendrás que pagarle al señor que ha puesto esa tienda, al señor que lo ha llevado en la furgoneta y a los que han hecho el libro. Si la gente estuviera dispuesta a comprar directamente a editores o autores con esas limitaciones, entonces imagino que se podrían eliminar a más intermediarios, aunque también habría que preguntarles a los distribuidores y a las tiendas qué opinan de esto. Sinceramente, creo que es un sistema que puede tener sus errores pero, es lógico, tampoco es que haya demasiadas manos que estén llevándose algo que no les corresponde, aunque sí podríamos discutir qué porcentaje se está llevando cada una de estas partes, pero bueno, ésa ya es otra historia.

¿Cómo surgió la idea de hacer una serie como 5 elementos? ¿Tenías miedo de encasillarte con la parodia de Naruto o simplemente era una evolución lógica de tu obra?

En principio donde no quería encasillarme es en el género de las parodias, esto fue lo primero. Sí que es cierto que en 5 elementos tenía un poco de miedo de separarme mucho de lo que había creado con Raruto, y se parecía demasiado, pero con el tiempo fui entendiendo que cada uno debía tener su espacio y su personalidad, algo que creo que poco a poco se le ha ido dando. 5 elementos fue la primera llamada de atención para decir que no estaba interesado en hacer sólo parodias, sino que quería escribir mis historias.

¿Es muy diferente trabajar con 5 elementos y con Raruto?

Por supuesto. Cuando estás parodiando o satirizando algo, lo construyes a partir de un original, entonces lo que tienes que hacer es estudiar mucho este universo que estás parodiando, para escribir un pseudoguión sobre el que existe. Sin embargo, cuando haces un original te plantas ante el desafío de la hoja en blanco, tienes que construir un universo de la nada y necesitas más concentración. Hay un lado bueno y uno malo en cada cosa. En la parodia tienes una guía sobre la que trabajar, pero por otro lado te deja mucha menos libertad.

jesulinkraruto

Desde el principio trabajaste duro para ofrecer a los lectores una experiencia completa creando todo un imaginario de personajes y situaciones en internet sobre el mundo de 5 elementos, y has reconocido que ellos mismos han aportado ideas para tu historia, ¿Eres de los que piensa que una obra pertenece casi más a los lectores que a uno mismo?

Tal y como lo has planteado, no. Sí que creo que los lectores son una parte fundamental de la obra, un eslabón más en todo lo que habíamos descrito antes. A los lectores hay que escucharles y tenerles en cuenta, sin menospreciar sus opiniones. Pero, ante todo la obra es del autor, que debe ser el principal conductor de la misma, y eso es lo que quieren los lectores; aunque a veces crean que desean manipular la obra a su antojo, en realidad lo que quieren es que compartas tu visión y ver lo que haces con tu obra. Partiendo de ese punto, sin menospreciar la opinión del lector, ayudándole a participar en un proyecto interactivo, el capitán del barco es el autor, y es él quien tiene que tomar las decisiones clave sobre la obra.

¿Le darás papeles más importantes en sagas futuras a los secundarios queridos por los fans como Sauce, Flama, Arturo, Mierdófilus o Amor?

En principio los compañeros de clase de los 5 elementos son unos personajes circunstanciales, nunca han tenido un peso decisivo sobre la trama principal, y en principio será así. 5 elementos es una historia que llevan 5 personajes y el peso tiene que caer sobre ellos, el resto simplemente les acompañan. Esto no es Naruto ni nada por el estilo, en el que hay ocho mil protagonistas, o que da esa sensación.

¿Tenías ya pensada una trama tan ambiciosa cuando empezaste o fue algo que se te ocurrió después? Es decir, ¿eres de los que tiene planeado un final apoteósico -como Oda con One Piece- o de los que va dejándose llevar por el desarrollo de los acontecimientos?

Sí que es verdad que cuando escribo una historia empiezo por el principio y por el final, y esto no cambia. Lo que es variable son todos esos sucesos intermedios que según va creciendo la obra los vas incorporando y los enfocas de una manera o de otra. La historia trata sobre la leyenda de los 5 elementos y es algo que está pensado y escrito, así que aunque hayan pasado muchas cosas de por medio, el final sigo teniéndolo atado.

En Tokio Blues los que seguimos 5 elementos opinamos que la línea argumental no tiene nada que envidiar a cualquier serie profesional, ¿crees que 5 elementos sería muy diferente si tuvieses que ceñirte a los períodos de entrega semanales japoneses, con editores que tumban la historia dos o tres veces antes de publicarse?

No, en ese caso sería muy diferente, porque cuando funcionas en un mercado en el que hay una posibilidad de que se vendan millones de ejemplares, y lo que hacen muchos japoneses, en este género, en shonen comercial, es tender a ampliar el resultado. Es decir, a lo mejor estamos contando la misma cantidad de historia, pero en vez de utilizar una página estamos usando cinco para narrar exactamente lo mismo, a base del uso de viñetas más grandes, utilizar más la narrativa visual; de ser más gráficos, en general. Esto también es posible porque no eres uno dibujando, sino que tiene un estudio con seis o siete personas, tú haces una pequeña parte de lo que es el cómic y tus ayudantes el resto. Es por eso que sería tan diferente mi obra. Es cierto, sin embargo, que 5 elementos se está desarrollando ahora de forma similar a los mangas mensuales, es decir, el capítulo tiene más páginas y densidad argumentativa, por lo que sacia más la lectura.

Ni todo el manga es Shonen Jump, ni todo el cine americano es Hollywood, ni toda la música es pop.

Entonces el ritmo de publicación es igualmente muy regular, tanto como el de una serie profesional; además estás llevando dos series. ¿Cómo influye eso en el día a día?

Es un trabajo intenso y perpetuo. Si quieres llevar esto con seriedad y con las exigencias que tiene el mercado español, donde es casi imposible sobrevivir en él, tienes que tener un ritmo de trabajo muy intenso y diario, sea domingo o Navidad. Todos los días y muchas horas.

¿Tus alumnos son fans de 5 elementos y/o Raruto? ¿No te piden autógrafos en cada examen?

En mitad de un examen no, porque los mato [risas]. Pero sí que me piden dibujos muchas veces. En un instituto hay muchos chavales, unos leen y otros no, hay de todo. A algunos no les interesan los cómics, pero sí ese trabajo paralelo que tiene su profe. Hay un ambiente positivo.

¿Cuál es tu personaje favorito de 5 elementos? ¿A quién dibujas con más facilidad? ¿Cuál te cuesta más?

Mis favoritos, y por eso son los protagonistas, son los 5 elementos. Son los personajes con los que más he trabajado su personalidad y su alma, son los más tridimensionales de la obra y los que albergan más matices.

¿Cómo se te ocurrió hacer el juego de Mano-chan?

Bueno, es una mezcla entre King of Fighters, Street Fighters y Smash Bros. Lo que he querido es diseñar un juego que tenga el modo de juego de los arcada clásicos, en los que hay que estrujarse un poquito las neuronas para hacer combos y demás. Pero estoy viendo que la tendencia del hardcore gamer está bajando muchísimo y hay muchísimos chicos de nuevas generaciones que no son capaces de ejecutar un comando [risas], así que voy a tener que pensar seriamente el hecho de poner dos modos de juego, uno para cada tipo de público.

jesulinkmanochan

Nos sigue gente que ha leído buenos libros y tiene un gusto musical exquisito, pero nunca se han interesado por el formato manga, ¿qué les dirías para convecerles de que se animen a probar con un manga?

Un manga no es más que un cómic que se ha hecho en Japón. Cualquier otra definición supone estirar el concepto de forma innecesaria. En muchos países del mundo se utiliza lo que se conoce como novela gráfica, cómic, tebeo, llámalo como quieras: es contar una historia con dibujos y viñetas. Y en Japón usan éste, “manga”. Otra cosa es que aquí el manga que más ha triunfado es el comercial, que está enfocado a los adolescentes. Pero ni todo el manga es Shonen Jump, ni todo el cine americano es Hollywood, ni toda la música es pop. Lo que les podría decir es que, si quieren investigar en manga, van a encontrar obras para todos los gustos y para todas las edades.

Para terminar, dínos cuál es tu autor de manga favorito, tu serie favorita actual y una serie favorita de todos los tiempos.

Pues es complicado, le tengo un especial cariño a Dragon Ball, por supuesto, por todo lo que representó en su día, y particularmente a mí en mi infancia. Ya en una etapa más adulta me ha influido mucho la obra de Urasawa. Especialmente Monster me parece una pasada. Y así, en un concepto un poco más bizarro, extraño o alternativo me quedo con El Niño Gusano, la obra de terror de Hideshi Hino, que hace unos años estuvo en el salón del manga y es terror japonés, que no es el género que más me atrae, pero intento leer un poco de todo para nutirme, incluso obras infantiles. También destacaría a Eiichiro Oda por su fortaleza, por estar aguantando tanto años con One Piece, o a Kishimoto por haber creado algo como Naruto, aunque en los últimos años haya un forcejeo entre lo que parecen imposiciones editoriales y las decisiones que está tomando él.

Muchas gracias, Jesús.

A vosotros.

jesulink5elementos

Fotografías de Jesulink realizadas por André Filipe Marques y Janire Goikoetxea. Entrevista elaborada con la colaboración de Arturo Alberto.

Sobre El Autor

Es el encargado de que todo funcione correctamente, si es que eso es posible. Creativo y experto en chistes malos, jamás disfruta el momento y tiene ascendencia italiana, pero sólo se le nota en el apellido.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*