Post Type

El debate de los remakes es extenso. Cualquier cinéfilo ha leído y/o ha dado su opinión sobre este tema en más de una ocasión. No me voy a entretener mucho en la cuestión general, porque ya se ha abordado, y probablemente, de forma más completa y razonada de lo que podría hacerlo yo. La idea en sí de un remake no me parece mala, pero con matices.

Es parecido a alguien que adapta una novela: a partir de una historia, se puede querer crear una película con una visión propia, o recrearla en imágenes. En el caso del remake, la historia ya son imágenes, pero puede ser inspiradora para que un director cree un producto nuevo a partir del que ya existe, adaptado a los nuevos tiempos o con una perspectiva distinta. Esto crearía un remake por instinto creativo, del que puede salir  un producto decente, incluso puede que hasta mejor que el original. El problema es que los remakes no suelen venir de la mano del concepto de creatividad, sino del concepto de industria. Ir a lo fácil, coger cosas que ya están hechas, copiarlas, y llenar bolsillos. Últimamente, parece que Hollywood sólo anuncia remakes, precuelas, secuelas y sagas. Y ahí ya, no puedo defender la necesidad de hacer un remake, porque no existe; sólo existe desde el punto de vista monetario.

Seguramente se pueda dedicar un artículo a cada remake que surge, y los que son más polémicos dan todavía más juego. Este es polémico, y este a algunos nos toca más la fibra sensible. Otros pueden ser indiferentes, pero entre los cinéfilos, desde el día que se anunció el proyecto, no ha habido indiferencia. Y cuando salió el tráiler, el debate estalló. Hollywood iba detrás de Oldboy (Park chan-wook) desde hacía años. Se dijo que Spielberg quería hacer su versión con Will Smith de protagonista. Parece que iba a caer en el olvido, pero diez años después del estreno de la coreana ya tenemos fecha de estreno de este remake, con Spike Lee a la cabeza, y Josh Brolin, Elizabeth Olsen y Samuel L. Jackson en el reparto. Un remake esperado por unos, y odiado por otros. Hay muchos defendiendo el remake, y asegurando que hay que darle una oportunidad. Otros, lo odian de entrada. Yo estoy en el segundo grupo. Puede que haya motivos para defender este proyecto, pero también existen otros para odiarlo. Y estos son mis motivos.

1.  Esto ya lo he visto yo en alguna parte

Un remake puede tener sentido si quiere aportar algo nuevo. Puede que con la película nos llevemos sorpresas en el aspecto narrativo, pero en esta nueva Oldboy, habrá cosas calcadas de la original. Y es que sólo con el tráiler, podemos ver planos tomados hasta desde el mismo ángulo, con el mismo encuadre. Spike Lee justificó su remake diciendo que iban a basarse más en el manga en el que está basado la original. Si te basas en el manga, ¿por qué tienes que copiar planos de la original? Y no sólo planos.

oldboy-park-chan-wook-spike-lee-josh-brolin

La habitación en la que está encerrado el personaje de Josh Brolin es idéntica a la prisión-hogar de Oh Dae-su. ¡Si hasta le llevan de comer comida asiática! ¿No le podían mandar hamburguesas? ¿Una Coca-Cola? ¿Una ensaladita? ¿Carne? ¿Patatas? No, tenía que ser comida china. Igual se piensan que es un guiño cojonudo, pero con tanto guiño se les va a quedar permanente el tic en el ojo.

Cuando Oh Dae-Su es liberado (no es spoiler, sucede al principio de la película, evitaré los spoilers en el artículo), lo meten en una maleta y sale de ella en medio de un solitario césped verde. Pues en ésta, casualmente, el tío sale de un baúl, más o menos del mismo color que la maleta de Oh Dae-su, tirado en hierbajos. Eso sí, muy descoloridos. Hasta lleva la ropa negra que llevaba Oh Dae-Su. ¿No había otra forma de liberarlo? Desconozco si en el manga sucede así, pero en el caso de que sucediera así, ¿es también necesario usar los mismos colores, el mismo estilismo y el mismo todo?

Hay una imagen de una chica amordazada, con lo que parece un vestido de flores. En la coreana hay un plano idéntico de una chica amordazada de la misma manera, también con el mismo tipo de vestido. Tenemos, también, por supuesto, al protagonista repartiendo leches con un martillo. El martillo, y la pelea del pasillo que surge a partir de ese elemento, son emblemas ya míticos e icónicos de la coreana. Los americanos no podían ser menos, y tenían que tener su propia versión de esto. Era esencial para la trama, sobre todo para la del manga en el que decían que se basaba. Sobre todo porque fue cosa de la cabeza de Park chan-wook.

Digo yo, si vas a copiar hasta la ropa de los personajes en algunos tramos, y vas a copiar planos, ¿para qué haces un remake? ¿Qué pretendes aportar? ¿Te has juntado de borrachera con Gus Van Sant y os encanta gastarle bromas a la gente con vuestros remakes? Me los imagino:

Gus Van Sant: Es que Psicosis no se puede entender sin un plano de Norman Bates masturbándose. Y con colores pastel, son perfectos para la atmósfera oscura de la película.

Spike Lee: De Oldboy directamente no se entiende nada porque es de chinos. Necesitamos verdaderos americanos. Pero para ver que respetamos lo oriental, vamos a mantener todas las ideas originales que me gusten que se inventara el tío este. Y el protagonista seguirá comiendo comida china, para que vea que ayudamos a los suyos a prosperar en sus negocios. Será muy innovador. En lugar de un pulpo vivo, se comerá…¡sushi cocinado!

5

2. Para ser una película de yanquis, parece una copia Made In China

8

Cuando uno ve los planos y escenas copiadas del tráiler del remake, uno no puede evitar reírse. Es una ironía, porque están copiando una película de chinitos raros, pero su versión es la que parece hecha en los chinos de la esquina por cuatro duros.

Uno de los puntos fuertes de la esencia del cine de Park chan-wook es su estética. Empezó a despuntar con su estilo en Sympathy for Mr Vengeance, pero con Oldboy llegó a otro nivel. Visualmente, sus películas son una maravilla. Uno de sus técnicos dijo que la gente pensaba que trabajaban con mucho dinero por lo espectaculares que eran estéticamente, pero que en realidad tenían muy poco presupuesto y se inventaban lo que podían para obtener los resultados deseados. Básicamente, cada imagen de Oldboy es un regalo. Y en este tráiler, veo las mismas imágenes, pero no son las mismas. Se nota que el genio, y los asistentes de los que siempre se rodea, no están ahí. Si hasta el césped dónde aparece Josh Brolin está descolorido y mustio, mientras que en la original era de un verde intensísimo.

¿Y la escena del pasillo? La escena original era una pequeña obra de arte dentro de la misma película. De ésta se ven unos segundos, y llama la atención porque se sabe lo que está intentando imitar, no por la calidad artística. Pero eso sí, metemos también de por medio un ascensor, no vaya a ser que alguien se olvide de que la película es una copia y que pensar y crear por uno mismo es demasiado cansado y trabajoso.

3. Un final más oscuro

Uno de los aspectos más memorables de Oldboy es su final. Y también lo oscura que es toda la película. Según han dicho los responsables, esta nueva versión, lo será más. Me pregunto, ¿qué entienden en Hollywood por más oscuro? Porque igual, simplemente es que se incluyen más muertes, asesinatos… ¿Eso es algo más oscuro? Si algo nos enseña Oldboy, es que el golpe psicológico es más fuerte y terrible que el dolor físico. Sólo se pueden hacer conjeturas sobre qué querrán decir con eso de que es más oscura, pero es una presunción un poco prepotente, ¿no? Y quizá, no sea acertada. Puede que lo que ellos consideren más oscuro, a mí me parezca una tontería, lejos de la intensidad que supone la película original.

4. Min-sik Choi gana, lo siento

No es que piense que actores como Josh Brolin o Samuel L. Jackson sean malos actores, pero los actores de la original son difíciles de superar. Dejando a un lado los secundarios, que no son como para menospreciarlos, me voy a centrar en el trío protagonista.

Tenemos a Kang Hye-Jeong en el papel de Mido. Esta chica, antes de que por un problema de mandíbula pasara por quirófano y se les fuera de las manos y acabara con una horrible cara nueva, tenía el rostro perfecto para este papel. Era guapa, y tenía la dulzura y la inocencia necesarias para Mido. Su papel en esta película y en Welcome to Dongmakgol valen más que la carrera entera de unas cuantas actrices.

Yu Ji-tae, con su Lee Woo-jin, nos presentó uno de los personajes más interesantes, rotos y con más fondo del cine coreano, bajo mi punto de vista. Y no lo es sólo por el gran personaje que es en teoría, sino por quién hay detrás. Al igual que Kang Hye-Jeong, hasta tiene el físico perfecto para hacer crecer al personaje. Funciona todo: los cambios en su mirada, su sonrisa, su manera de andar, de moverse, de reírse, de vestirse. Desborda carisma.

Y llegamos a la pieza clave: Min-sik Choi, que construyó con su Oh Dae-su un personaje icónico. Min-sik Choi es, no sólo de los mejores actores coreanos, sino de los mejores actores a nivel mundial. Esto parece que pueda escandalizar a algunos: pero no pasa nada cuando se afirma sobre un actor norteamericano, incluso se puede dejar pasar con algún actor europeo. Pero cuando se habla de un actor asiático, siempre se dice que es de los mejores, pero en su territorio. Ombliguismo norteamericano, hasta para los que no somos yanquis. Min-sik Choi es una bestia. Su transformación en sus películas es increíble. Hasta películas que pueden ser más flojas, él las convierte en necesarias (como Nameless Gangster), porque no hay que perderse ni una de las joyas que nos regala con cada actuación. Otras veces, además, le tocan papeles extremos en los que sólo puede demostrar su talento y poner los pelos de punta. Es el caso de Oldboy, o el de I saw the devil. Actuaciones inolvidables. Quizá alguno se confunda cuando lo vea pegar gritos, y piense en la sobreactuación. No os confundáis: los coreanos son exagerados. Min-sik Choi no sobreactúa, Min-sik Choi es absolutamente brutal, porque se convierte en ellos y nos enseña, a través de sus interpretaciones, lados salvajes del ser humano. En Oldboy se luce durante todo el metraje. Esa actuación no puede superarse.

4

5. Destrozando iconos

¿Os imagináis que se anuncia un remake de Casablanca? ¿O de El apartamento? ¿O de La naranja mecánica? ¿Ciudadano Kane? ¿El gran dictador? ¿O que se anuncian precuelas, o secuelas, qué se yo, de Blade Runner o Star Wars? Ups. Bueno, volvamos al tema. Cuando se habla de clásico, salvo esos que algunos deciden que son clásicos instantáneos, parece que los clásicos sólo pueden ser películas con unas cuantas décadas a sus espaldas. No está tan bien visto valorar tan alto a una película de la década del 2000. Pero, el tiempo seguirá pasando, y llegará un momento en que las películas de esa década, ya serán antiguas. A ver si para entonces, ya se puede hablar mejor de ellas.

Independientemente de esto, Oldboy, si no se atreven a llamarla ya clásico, es un icono del cine coreano, y del cine asiático. Y del cine, a nivel mundial, de los últimos años. Además de por lo buena que es la película, Oldboy es especial por su significado icónico. Considero para llevarse las manos a la cabeza que se toquen este tipo de películas, si se quiere aportar más bien nada. ¿Os imagináis un anuncio de remake de Pulp Fiction? Es más vieja que Oldboy. Sin embargo, es más inconcebible, y sería mucho más criticado que lo que ha hecho Spike Lee. Ombliguismo, otra vez. Parece que lo asiático, lo lejano, no se merece el mismo respeto que lo hecho por aquí cerca. Si una película asiática les gusta, lucharán por tener su propia versión. La trilogía de la venganza al completo de Chan-wook (Sympathy for Mr Vengeance, Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance), parece que no se va a librar.

6. #PrayForMrHan

Mr Han, interpretado por Kim Byeong-ok (que ha trabajado con Park chan-wook, además de en Oldboy, en Sympathy for Lady Vengeance y Soy un cyborg con pequeños papeles), es uno de los personajes secundarios de la cinta coreana. Probablemente, el secundario más memorable. Acompaña a Lee Woo-jin a todas partes, y no dice ni una sola palabra. Aunque sea bajito y parezca poca cosa, sabes que es una de esas personas que es mejor no cabrear.

2jpg

Es difícil saberlo al 100% por el tráiler, pero parece que este personaje ha sido eliminado en la nueva versión. Y si nos dejamos guiar por el tráiler, pueda que haya sido sustituido por una maciza ligera de ropa. Spike Lee y su declaración de intenciones. Era necesario este remake. Para qué quieres un chino feo pudiendo tener a una tía buena que enseñe cacha. Mr Han, no te olvidamos.

7. Pues parece que es más violenta. Pues parece que necesito un martillo.

Las reacciones del tráiler han sido muy diversas, pero se ha comentado mucho que pinta muy violenta. Que, puede, que sea más violenta que la original. No sé si esto lo dicen como un punto positivo, como si esta nueva versión se atreviera a ir más allá, pero a mí me dan ganas de buscar un martillo, y que pase lo que tenga que pasar.

La violencia es una marca de Chan-wook. En Oldboy, está muy presente. Es una película muy violenta, aunque para mi gusto, es más violenta emocionalmente que por las escenas de violencia que contiene. A pesar de esto, tiene muchas. Algunas un poquito bestias, pero las convierte en arte. No rueda violencia por rodar. Puede convertir una escena violenta en una escena preciosa, como la del pasillo. O puede conseguir que te retuerzas de dolor sin enseñar nada, sólo sugiriendo, mientras tu cabeza compone la imagen que decide no mostrar en el último instante. Park chan-wook hace de la violencia un arte. Cuando a algunos se les llena la boca hablando de que es extremadamente violenta, parece que se olviden de lo bien utilizada que está, como muchas veces tiene fines estéticos (y si no, emocionales, coherentes con lo que se está contando), y como siempre demuestra el talento del coreano. Que no se os olvide, cuando comentéis lo bruta que puede ser esta versión, que la violencia en la original era algo más que hostias o sangre.

1

8. Spike Lee, te pasas de chulo.

No es la primera vez que las palabras de Spike Lee levantan polémica. La última vez creo que fue con el estreno de Django Unchained, acusando a Tarantino de que “ofendía a sus antepasados esclavos“, aunque ni siquiera se molestó en ver la película. En este caso, no es que el mundo se haya cabreado con él. Pero yo sí. Lo que más me molesta de este proyecto, es la prepotencia. Sobre la escena del pasillo, anunciaron que tendrían su propia versión, que gustaría a los fans y que sería “como la firma de Spike en la película”. ¿Por qué dan por hecho que va a gustar? ¿Cómo tienen las narices de decir que una copia de una escena va a ser la esencia del director en el remake?

También se dijo que iba a ser más oscura. Y que también el final iba a encantar a los fans de la original. Esa actitud de: cómo mola nuestra versión, si es que os va a encantar a todos, hasta los fans de la original. Es presuponer mucho. Y aún no se ha empezado con la promoción de la película. Cuando se empiecen a dar entrevistas y se empiece a hablar más…

En una entrevista a Park chan-wook con motivo de su incursión en Hollywood por  Stoker, contó que ya le habían ofrecido otros proyectos, como el del remake de Posesión infernal, el cual rechazó porque la película original le “gustaba demasiado”. Spike Lee pide respeto, pero luego ya vemos quién tiene respeto por ciertas cosas, y quién no.

9. USA hits ASIA

Algún alma inocente ha dicho que este remake puede ayudar a que la gente conozca la original. Ay, animalicos. ¿De verdad creéis que quien no haya visto ya Oldboy o la tenga en pendientes, al saber que en unos meses va a haber una versión yanqui, van a ir corriendo a verla? El cine asiático puede ser popular entre los cinéfilos, pero no entre el aficionado común o espectador esporádico. Diles que se vean una película coreana (y encima, en VOSE), que te dirán que ellos no quieren ver frikadas. Y luego, les dices, que en unos meses, se estrenará la versión yanqui. Segurísimo que se ven la rara de los chinos esos antes que verse la americana. Seguro que gracias a Spike Lee, creamos a más aficionados al cine asiático. Claro. ¿Cuánta gente vio Infernal Affairs después de Infiltrados? Y no valen los cinéfilos o ya interesados en el cine asiático.

Gracias USA por demostrar el gran respeto que tienes por el cine asiático, considerando que de cada película que os encapricháis, necesitáis una versión americana. Porque moláis más. Y ayudar a que se expanda el (buen) cine de otros territorios no os apetece. Gracias por vuestra ayuda por intentar matar un poquito al cine asiático. Pero, la verdad, es que está muy vivo. Con vuestros remakes, secuelas y precuelas parece que igual los que necesitáis un poco de oxígeno sois vosotros.

10.  MeE PaaRtOoH eN tU caaAaRaaH PrIimOh PEeeRooO LlOooRoo SoOlo

3

Cuanto antes lo asumamos, mejor. Cuando se estrene este remake, habrá gente diciendo lo que mola esta película. “Oldboy es la hostia”, dirán. Y no se referirán a la de Chan-wook. Esa misma gente que considera que ves cine raro, está diciendo que un remake de una película friki de las tuyas, es absolutamente genial. Jamás verán la original.

Me pregunto si incluirán la frase más célebre de la original (que procede del poema Soledad de Ella Wheeler Wilcox, pero es muy popular gracias a la película, y bastante simbólica):

Ríe, y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás solo.

Siguiente paso: canis con esa frase tatuada. Igual hasta se la tatúan en chino. ¿Os sigue pareciendo guay este remake? ¿En serio?

Sobre El Autor

Siempre le gustó contar historias, y que se las contaran. Descubrió que el cine era un buen lugar para vivirlas. En especial, le gusta pasar tiempo con Tarantino y directores coreanos. Cree que es una drugo más de Alex DeLarge.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*