Post Type

Juego de tronos fue el primer libro de la saga Canción de hielo y fuego, del guionista George R. R. Martin. Aunque en su día no fue tan extremadamente popular como ahora, gracias a la serie de televisión ha revivido y se ha convertido en un auténtico Best Seller, así como el resto de la saga. Muchos bromean acerca del libro por la cantidad de Spoilers (destripes, revelaciones, etc.) que circulan por Internet así como por la facilidad creciente que tiene el autor para matar de formas crueles, ridículas y sanguinarias a sus personajes. Se trata de un libro de fantasía medieval ambientado en un mundo bastante brutal vagamente inspirado en las leyendas del norte de Europa, con un elemento mágico incipiente que se va manifestando según avanzan las páginas. Como novela no es una obra maestra, sin embargo la continuidad de su historia, los detalles y la gran cantidad de sucesos que se relatan en ellas las han convertido en toda una referencia para el resto de novelas de fantasía. Pero, ¿cómo es realmente Juego de tronos?

got1

No voy a revelar ninguna información sobre la trama, más allá de algunos detalles de la ambientación y de forma muy sutil. Lo que sí no se puede pasar por alto es que toda la saga Canción de hielo y fuego pertenece al sub-género de las novelas río. Pero, ¿qué es una novela río? Durante varios días busqué información para llegar a una respuesta tan estúpida como efectiva. En una novela río cada capítulo es un afluente que se une poco a poco al río que es la trama principal. Así pues, tanto en Juego de tronos como en sus secuelas cada capítulo está narrado desde el punto de vista de un personaje concreto, aunque en tercera persona. Cada personaje protagoniza una trama distinta y éstas se van cruzando formando la gran entidad que es la novela.

Esta forma de narrar tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En el lado positivo encontramos una gran cantidad de historias desde distintos puntos de vista que le dan una gran coherencia y riqueza al contexto general del mundo en el que se desarrolla la novela. En el lado negativo encontramos, por otra parte, que estos cortes propician la interrupción en las diferentes tramas lo que puede resultar incluso molesto en determinados momentos. Sin embargo, el balance final es positivo y Juego de tronos se desmarca como una lectura satisfactoria.

Siendo justos, el estilo narrativo de George R. R. Martin es muy pobre. Los personajes poco a poco se van convirtiendo en una parodia de sí mismos, acentuando las partes más extravagantes de sus personalidades y haciéndolos predecibles y poco humanos. Aparte, la violencia general de la saga va en aumento en gran parte por ser uno de los alicientes para los seguidores. Es lo que en términos “mangakas” conocemos como “fan service”. A los fans más acérrimos de Juego de tronos les encanta que haya saqueos con violaciones en los que rueden muchas más cabezas de las necesarias. Conforme va avanzando la trama esta violencia se va incrementando hasta llegar al ridículo y es necesario hacer un segundo pacto de ficcionalidad con la obra para poder disfrutarla. Un pacto de ficcionalidad es un acuerdo tácito que el lector hace con el autor para sumergirse en la narrativa de la novela. Este segundo pacto de ficcionalidad es para aceptar que los elementos nuevos -como el incremento de violencia- siempre han estado ahí y no son fruto del “fan service”, aunque sepamos que es mentira.

Sin embargo, a pesar de todos estos defectos, Juego de tronos es una novela divertida y sólida. El interés de George R.R. Martin en repetirte las minucias de su universo facilita la comprensión de la trama y potencia la lectura diagonal. A fin de cuentas, en la mayoría de capítulos no pasa nada importante hasta el final y todo lo demás suele ser relleno, una técnica muy propia de las series de televisión, mundo al cual el autor pertenece.

Yo empecé a leer el libro porque mis amigos no paraban de agobiarme con él, se habían obsesionado con la trama y los personajes de la misma forma que se obsesionaron con One Piece, con Perdidos, y con cualquier otra serie de éxito. Esto es bastante significativo, ya que el libro comparte más características con una serie que con una novela cuando se trata del impacto sobre el lector. Busca y consigue dejar una sensación sobrecogedora al final de la mayoría de capítulos para que quieras saber más de la trama y el hecho de trocearla con los diferentes personajes hace que te “pique” y quieras seguir leyendo. A pesar de todo, esta misma fórmula también tiene el defecto de saturar con facilidad y de dirigirse a una decepción segura. A fin de cuentas, es muy difícil cumplir las expectativas de tanta tensión e intriga concentradas.

got3

Juego de tronos es una novela recomendable porque, aunque no es ninguna obra maestra, es de muy fácil lectura y posee una ambientación formidable. El punto negativo es que conforme avanza sus excentricidades se van potenciando hasta el ridículo haciendo parecer a las secuelas una parodia del primer libro. Por suerte, la historia de Juego de tronos se cierra lo suficiente para disfrutarlo como libro independiente y decidir si merece la pena seguir o no con la saga. Además, comentar las vicisitudes de la trama con los amigos es algo que no tiene precio.

+

  • Una gran ambientación, las múltiples historias ayudan a mejorar la inmersión en el universo de Canción de hielo y fuego.
  • Una gran facilidad para convertirse en el centro de una conversación entre amigos. Sus cualidades de serie le garantizan el éxito entre el público.
  • Un final lo suficientemente cerrado para que tenga valor como novela independiente y lo suficientemente abierto para que quieras continuar leyendo la saga.

-

  • Conforme avanza la trama todo se va exagerando hasta rozar el ridículo. La extravagancia de los personajes, la brutalidad de la violencia… todo como un gran intento de contentar a los fans acérrimos.
  • El estilo narrativo es pobre. Los capítulos apenas tienen contenido hasta que acaban y hay mucho relleno. Además, los personajes son muy cliché y predecibles.
3
Rating Puntuación Final

(no es la media)

Sobre El Autor

Escritor de pentagramas, combina su devoción por la música clásica con un exquisito purismo mangaka. Asiduo del cómic norteamericano, su gusto está marcado por la vuelta a los orígenes, donde parece residir La Verdad.

One comment

  1. No dudo que los libros se disfrutan mucho al leerlos. Actualmente me encuentro viendo la tercera temporada de Game of Thrones y ha sido estupenda, el ritmo de la trama, apoyado de un buen guión y excelentes personajes han logrado una etapa estupenda. Espero leer los libros y que la adaptación no difiera mucho.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*