Post Type

Todos los ojos estaban puestos en la producción, qué fenómeno tan extraño. Alex de la Iglesia presenta esta película de los directores Juanfer Andrés y Esteban Roel, que en su debut como largometrajistas cuentan una historia de esas que tanto gustan a su productor, llena de humor negro desarrollado de puertas para adentro.

Cuatro son las interpretaciones principales de esta historia de familia y violencia, compuestas por un casting muy reconocible, con Hugo Silva en un discreto papel de hombre apuesto, Luis Tosar cargando la atmósfera con unas pequeñas pero intensas apariciones, Nadia de Santiago, tan dulce como se podía esperar, y Macarena Gómez, aplaudida por cargar de manera notable con el peso de esta película que contagiada por la agorafobia de su personaje consigue contar una historia compacta y llena de tensión en un espacio muy contenido. Se echaba de menos un villano con el que empatizar, y no sólo esta cualidad la traen los directores desde el guión. Fuera de la historia, todos los matices que Macarena aporta ayudan a que sintamos la causa y efecto de sus despiadadas acciones con naturalidad. Un papel que la sitúa entre una de las mejores actrices de la tragicomedia española.
Tenemos pues lo que bien podría haber sido un relato de De la Iglesia con presupuesto reducido, que cierra la historia dejándonos satisfechos y con las pulsaciones altas.

3
Rating Puntuación Final

(no es la media)

Sobre El Autor

Criada dentro de la lata de sardinas más grande del mundo, nuestra enviada más allá del muro vive por y para el arte. Perseguidora de las últimas tendencias creativas, asegura tener un nombre para cada tono de gris.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*