Post Type

Innumerables historias se han contado sobre vampiros. De hecho, en Sitges también se presenta la primera incursión en el género de Jim JarmuschOnly Lovers Left Alive; y Kiss of the Damned de Xan CassavetesMurnau, Polanski, Tony Scott, Abel Ferrara, Herzog, o Coppola son sólo algunos de los cineastas que lo han llevado a las pantallas. El propio Neil Jordan en el año 1994 ya se interesaba por estos seres sempiternos, cuando se atrevió a adaptar la primera novela de la saga vampírica de Anne Rice: Entrevista con el Vampiro. No era el primer acercamiento de Jordan a los seres sobrenaturales, pues diez años antes nos regalaba una pequeña joya sobre licántropos, en su particular versión del cuento de Caperucita Roja, En Compañía de Lobos, que pasó por el Festival de Sitges llevándose tres galardones: Mejor Película, Mejores Efectos Especiales y el Premio del Jurado. Una alegoría sobre el paso de una niña a mujer, que gracias a su maestría envolviendo a sus historias de un halo de magia, se convertía en un filme único dentro del género.

saoirse-ronan-neil-jordan-byzantium-sitges

Casi dos décadas después, el director irlandés vuelve a retomar sus inquietudes por la inmortalidad — adaptando un relato de la escritora y dramaturga Moira Buffini —, de una forma que poco, o más bien nada, tiene que ver con su cinta de los 90. A pesar de unas cuantas escenas de acción, Neil Jordan busca en Byzantium un enfoque mucho más intimista. Nos presenta con particular sensibilidad a su protagonista, Eleanor, a la que interpreta magníficamente, dotada de templanza y sobriedad, la joven Saoirse Ronan, quien en Atonement (2007) y Hanna (2011) ya demostró su talento. A pesar de haber vivido más tiempo que cualquier adolescente mortal, Eleanor sigue siendo una chica de dieciséis años en muchos aspectos, pues dentro de las circunstancias extrañas que la rodean, continúa viviendo bajo la protección de una figura maternal. Ese control es lo que la lleva a vagar por las calles en busca de la soledad. Una soledad en la que experimenta el deseo de emancipación que hierve en ella. El deseo de escribir su vida, no sólo sobre el papel, sino también a través de los hechos.

caleb-landry-jones-saoirse-ronan-neil-jordan-byzantium-sitges

Si vivieras con un secreto, y el secreto supusiese que siempre tienes que mentir y estar solo, y siempre hubieras vivido de esa manera, pero sin embargo… deseases que las cosas cambiasen. ¿Qué harías?

La verdad te hará libre

El peso de los secretos que ha de guardar se hace inaguantable. Eleanor desea encontrar una persona con la que sentirse protegida, que no sea su madre, y con quien compartir todo lo que sabe. Pero el miedo a la represión materna, a la incredulidad de sus interlocutores, la conduce a encerrarse en su pasado, y vivir en el más puro aislamiento, sin entablar ningún tipo de relación con nadie. Los únicos minutos que comparte con otras personas son los preliminares a sus muertes, lo que la sume aún más en ese estado de nostalgia agonizante del que no parece poder salir hasta que conoce a Frank. Los  rasgos delicados de Caleb Landry Jones, su languidez y su voz ronca, le dotan de un aire romántico, como si fuera un joven escapado del Londres dickensiano, lo que hace la elección del actor para el papel muy acertada, pues enfatiza su estado de fragilidad. Ronan y Jones evocan de forma notable a la pareja trágica adolescente que Jordan quiere representar. Sus breves intercambios de palabras y sus encuentros furtivos en la playa, en el pequeño pueblo de pescadores inglés en el que se sitúa la acción, hacen que ambos parezcan dos figuras errantes salidas de otro tiempo. Por supuesto, todo ello, con la ayuda exquisita del director de fotografía, Sean Bobbitt. Recientemente os hablamos de su excelente labor en The Place Beyond the Pines (2012). 

gemma-arterton-sitges-neil-jordan-byzantium

Y precisamente en Byzantium, como en otro de sus anteriores trabajos, Shame (2011), destaca su manera de iluminar la noche con las luces de los clubes y los carteles de neón. Al igual que sus capturas del reflejo distorsionado de la silueta curvilínea de una Gemma Arterton más sensual que nunca. Aunque echando un vistazo a su indumentaria y su actitud era difícil imaginarlo, Arterton encarna a Clara, la figura materna de esta historia. La tensión se dispara entre Eleanor y ella desde que llegan al pueblo costero y Clara comienza a regentar Byzantium, un antiguo hotel que convierte en burdel. Las rencillas se multiplican, pues Eleanor se comporta como cualquier joven adolescente ante una figura a la que no respeta. Su rebeldía se hace más notable, sobre todo, desde el momento en que conoce a Frank, cuya relación se fortalece tras un sangriento accidente.

Vínculos de sangre

Entre las peleas y conversaciones a media voz de las dos protagonistas, vamos descubriendo la historia que tantas veces se prometen guardar en secreto y en la que entran en juego dos secundarios de lujo: Sam Riley y Jonny Lee Miller, encargados de interpretar a dos caballeros que marcaron sus vidas hace dos siglos. La narración de los hechos del pasado no se vuelve repetitiva gracias a que los flashbacks operan con vida propia, como fantasmas que se entremezclan con los acontecimientos del presente. Con este recurso, el cineasta nos hace comprender el origen de estas criaturas errantes, y el vínculo de sangre existente entre Eleanor y Clara.

saoirse-ronan-gemma-arterton-neil-jordan-byzantium-sitges

No puedes deshacerte del pasado como si nunca hubiera ocurrido.

La sangre se convierte en la protagonista de la última parte, aunque Jordan no se recrea demasiado en algo que hemos visto ya cientos de veces en otras cintas del mismo género. El vampirismo actúa simplemente como pretexto para contarnos el verdadero núcleo de la historia, y en el que el director se entretiene: la relación entre madre e hija y el amor adolescente entre dos marginados. Jordan tiene una fijación por este tipo de personajes, rechazados, que no pertenecen al tiempo ni al lugar en el que les ha tocado vivir, y que desean romper con las convenciones sociales. Byzantium podría ser considerado un título menor en su filmografía, pero hablando de un director como éste que, aunque ha tenido sus más y sus menos, ha creado algunas obras maestras a lo largo de su carrera, un filme situado en la media sigue asegurándonos el entretenimiento, con una buena dosis de acción y de relato histórico — pero sobre todo personal —, que se ganará la simpatía de cualquier fan del género, y cuya estética y atmósfera, que tanto le gusta cuidar a Jordan, hacen de su visionado un deleite para los sentidos, como ocurre en todos sus trabajos.

gemma-arterton-byzantium-neil-jordan-sitges

Mira hacia delante, nunca atrás.

  • Fotografía

    Rating
  • Originalidad

    Rating
  • Banda Sonora

    Rating
  • Interpretaciones

    Rating
  • Diálogos

    Rating
3.5
Rating Puntuación Final

(no es la media)

Sobre El Autor

Encargada de adentrarnos en la psique de los cineastas malditos y fundadores de la Nouvelle Vague, también nos acerca a la música de influencia británica y francesa. Soñadora, rebelde y decadentista, es un hervidero de citas y referencias.

2 comments

  1. Hace bastante tiempo había visto “Entrevista con el Vampiro”, que me había dejado buena sensación luego de verla. Pensaba que “Bizantium” era una película de estreno más reciente, pero siendo del 2012 no me costó mucho encontrarla en la red. El vampirismo en el cine, tan degradado por culpa de Stephenie Meyer está teniendo un nuevo aire con películas como ésta. Para tener un poco la mano de Hollywood resulta una película muy “escandinava” en su práctica. Tiene moderadas cuotas de acción y recure un poco al gore sin abusar. Elementos que van contrastados con la introspección del personaje de Saoirse Ronan, quien se va viendo mucho últimamente en películas interesantes.

    Saludos Mara.

  2. Sí, estoy totalmente de acuerdo con lo de que se ha degradado mucho por culpa de eso, cosa que a mí personalmente no me ha gustado nada, porque este género es uno de mis favoritos. Tiene muy buena pinta también en esta línea, incluso aún más en ese toque que Neil Jordan tenía más en sus inicios (menos Hollywood) de cine de autor, “Only Lovers Left Alive” de Jim Jarmusch, que estoy deseando verla. Y Saoirse está eligiendo muy buenos proyectos, o los directores también supongo que se estarán fijando en ella, porque ya en Atonement con lo jovencita que ella despuntaba, y en Hanna hizo un gran papel también.

    ¡Saludos Marco! (:

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*