Post Type

La nueva entrega de la saga inauguró el festival. Un ansia de terror todavía sin consumir hizo que disfrutáramos de los momentos de sangre como si hubieran sido los primeros, aunque toda la energía que traíamos no pudo con las actuaciones impostadas de alguno de sus protagonistas, que hacen perder toda la credibilidad de esta historia que si se cede más, se rompe.

Manuela Velasco vuelve al papel protagonista que ya conocíamos de la primera entrega, más segura que nunca y paseando sus ganas de venganza por el barco que servirá de escenario para el nuevo ataque zombie. La película da un paso atrás en la frescura de la fórmula que presentó en su brillante primera pieza allá por el 2007. Cuando parece que estamos a punto de entender algo -porque 7 años de maduración de la trama han dado para crear un hilo conductor lo bastante sólido-, el sentido se pierde entre ruidosas escenas de acción, que tienen más de estresantes que de terroríficas, salpicadas por algún chorro de sangre que agradecemos por inesperado.

Cuatro películas dan ya para crear un código que nos advierte de lo que vamos a ver, y en efecto, REC 4 no era ni más ni menos de lo que nos esperábamos, y eso lo sabemos desde la segunda entrega. En definitiva, un buen rato para los fans de la saga que no pretendan encontrar respuesta a demasiadas preguntas.

2
Rating Puntuación Final

(no es la media)

Sobre El Autor

Criada dentro de la lata de sardinas más grande del mundo, nuestra enviada más allá del muro vive por y para el arte. Perseguidora de las últimas tendencias creativas, asegura tener un nombre para cada tono de gris.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*